jueves, 23 de octubre de 2008

Viva la hipocresía

Es lo que tienen las empresas de ahora. Juegan a eso de divide y vencerás, y encima lo consiguen. No voy a dar demasiados datos por razones obvias, pero si los suficientes.

Tenemos varios ingredientes en la coctelera. Día festivo, necesidad del cliente, y compensación nula. Los mezclaremos de la siguiente forma. Cogemos el día festivo (da igual que se trata de una fiesta local, nacional, o fin de semana), y le ponemos una necesidad del cliente en la que haya que parar todos sus sistemas. Bien, vale, nuestro trabajo es así, y eso ya lo sabemos. Oye, algún festivo te puede tocar trabajar. Para terminar nuestro cóctel, ponemos a un negrero jefe, que dice que no compensa de ninguna forma el trabajar un festivo. Ni dinero, ni días libres. ¿Para que?

Bueno, pues ya tenemos nuestro bonito cóctel, y ahora le echamos encima a los empleados. Pero fíjate que cosas, resulta que los empleados deciden hablar entre ellos, y todos se posicionan en contra del cóctel. Vale, ahora echemos al jefe encima de los empleados. Bueno, aclaremos esto un poco. El jefe convoca una reunión para explicar los ingredientes del fantástico cóctel que tenemos, y los empleados, sin que el jefe lo sepa, han decidido exponer su postura en esa reunión.

Comienza la reunión y se llega al punto espinoso. Bueno, mejor dicho, alguien saca el punto espinoso con la siguiente frase: “Oiga, señor jefe, y ¿que compensación vamos a tener?”. La respuesta es tajante: “Ninguna. Es vuestro trabajo”. En vista de que nadie continuaba con el tema, el mismo que ha hecho la pregunta expone que no está de acuerdo. ¿Dónde están todos los que decían no estar de acuerdo, y que iban a echarse al cuello del jefe?...

Venga, seguro que sabéis la respuesta…

¿No? Os la digo yo. En esa misma sala, alrededor de esa misma mesa, pero callados, y mirando hacia otro lado, mientras escuchan los gritos del jefe lanzando improperios por que encima de que nos dan trabajo, nos quejamos. Bueno, se queja uno… Y luego queremos un convenio, queremos hacer huelgas, y pretendemos que vaya la gente. Claro, como en las manifestaciones por el trabajo decente y contra las 65 horas donde estuvo un servidor. No había ni 300 personas.

Señores, señoras, vamos muy mal.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Todos queremos mejoras y que no nos pisoteen pero preferimos que se mojen los demás. Luego la gente se queja de los sindicatos...

estrella dijo...

Buf, qué marrón :S ¿Y son capaces de mirarte ahora a la cara?

Ziego, con Zeta dijo...

Cierto, estas cosas pasan, lo mismo que contra las protestas a favor de una vivienda digna, o chanchullos urbanisticos de tu ciudad... a la gente le da igual, o eso hacen ver, realmente les preocupa no mojarse el culo, sobre todo si alguien lo hace por ti. Lo mas grave es que habiendolo hablado antes y estando todos de acuerdo de repente te dejan sol@. Eso no tiene nombre... Ahora que pasa... les tienes que dar las gracias encima?... Pues casi. Mal mal mal...

Pedrito Grillo dijo...

Problemas con los jefes??? Puffff, mejor no hablo que llevo yo también una semanita con ellos... Pero vamos, que mientras sigan poniendo a incompetentes al mando seguiremos de culo!

Inquisidor dijo...

Joer, tú trabajas en mi empresa...

Anónimo dijo...

Yo ya sé lo que hay en esas reuniones con lo "compañeros". Me recuerda a las huelgas, "sí cobramos una miseria, pero no voy a la huelga porque me descuentan un día y no puedo prescindir de esos 60 - 90 euros". Es la fauna que nos rodea.

Por cierto lo de 300, ¿es una alusión a Leonidas?

chamaruco dijo...

De todas formas, y sin padecerlo directamente pero habiendo tenido alguna movida en la que no me he callado cuando he trabajado por cuenta ajena... ese proceder no lleva a nada bueno nunca. Te cuento lo que pasó en una empresa que conozco:

-Festivo local, empresa que quiere hacer trabajar a sus currantes dicho festivo. Se les dice que ni horas extra ni días extra.

-Trabajadores mosqueados pero acojonados, entre otras cosas porque aquí parece que a muchos les mola que les den de bofetadas, traga todo dios con todo.

-Llamada de un trabajador a la inspección de trabajo denunciando el hecho.

-Llamada del inspector de trabajo a la empresa diciendo que se va a pasar por allí el festivo y que como se encuentre a alguien trabajando luego va a revisar las nóminas.

-Festivo que se convierte en festivo

cuprainside dijo...

pues en una empresa que estaba yo pasaba exactamente lo mismo es mas teniamos un tio que se dedicaba a dar la cara por los currantes, al final que paso con ese tio... el jefe le subio el sueldo.. lo sento en una silla... y ale.. todos jodidos... (yo como hacia lo que me daba la gana entre comillas porque no tenia miedo a que me hecharan vivia bien) pero los casados con hijos+hipoteca+prestamos...eran todos unos si boana...... ESPAÑA VA BIEN ya lo decian hace unos años y mirad en que se ha convertido esa gran frase del que nos metio en todo este lio...

bueno es mas facil achacarlo todo a los actuales mandatarios

RusS dijo...

Oiga oiga, señor jefe, que estoy hasta las narices de pasarme 12 horas en la tienda sin que se me paguen las extras... ¿que hago?

Ah, pues haced horas extra...


Y luego nos preguntamos el porque de las cosas...

Soporte tonto dijo...

Bueno, ante todo agradecer el apoyo de los que habéis pasado por aquí. Efectivamente, los “compañeros” de los que hablo, después de la reunión, se dedicaron a bromear sobre el tema, y, de nuevo a mostrarse muy ofendidos por lo que había pasado. Pero claro, delante del jefe ni palabra. Me he limitado a avisarles de que no pienso dar la cara ni una vez más. Solo pelearé por mi mientras esté en esta empresa. En fin, son lecciones que vas aprendiendo. Por suerte se que en otros sitios la gente si hace frente común, y si no, preguntad a Gunner, o elrandu. ¿Verdad, chicos?

Bueno, ojala alguien llamase a inspección de trabajo, pero me temo que iba a dar igual, por que esto es una empresa grande, y, aunque les multen, que es lo máximo que hacen, seguirá saliéndoles rentable el tema, así que…

Lo dicho gracias, y un saludo a todos

Txixco dijo...

Bueno, al menos se quejan. Yo soy un españolito en Méjico y tendríais que ver la de veces que me he quedado flipado con la gente de aquí.

No es ya que después de haberlo hablado privadamente no te secunden cuando vas y se lo sueltas al jefe, no. Aquí ni siquiera llega a haber reunión privada, porque tienen sus cerebros bien programados: «la empresa tiene razón en todo, así que si lo hacen así será por algo», «no hombre, cómo va a ser posible que te paguen en el banco que quieras, sería mucho trabajo para ellos», «cómo crees que nos vamos a quejar, si en esta empresa se vive muy bien» (no quiero ni pensar en cómo serán las demás empresas).

eldestornillador dijo...

Cuanto hijodep...!
Lo malo que de esas habas, cuecen en todos sitios, porque en mi curro los hay igual o peores.

corsaria dijo...

Algunos se merecen lo que tienen. Lástima que en medio pillen a los que dan la cara. :/