lunes, 21 de julio de 2008

Recursos no, PERSONAS

Nos estamos equivocando en algo. Cada día estoy más convencido. Dentro de las empresas, ya no trabajan personas, trabajan números a los que se le presupone una cierta producción. Si ese número no tiene esa cierta producción, lo sustituimos por otro número. Pero claro, llega un momento que tenemos tantos números, que finalmente no se controla que número llega a esa producción presupuesta, o que número está produciendo por encima de lo que se presupone.

Pero bueno, ha llegado un punto en el que los trabajadores (vulgarmente llamados curritos), se han dado cuenta de que les tratan como números, y no les ha gustado. De verdad, como son estos números trabajadores. El problema está en que las empresas, no quieren volver a tratarnos como personas, igual que se hacía antaño, así que habrá que buscar alguna otra denominación.

Vale, pensemos un poco. Si en lugar de contratar directamente a ese individuo (o individua, no vayan a venir del ministerio de igualdad a llamarme machista), lo subcontratamos, para mi (empresa) ya no es una persona, es un recurso que otra empresa pone a mi disposición. Perfecto, así que ya no tengo personas, ni siquiera números, ahora tengo recursos.

Por el trabajo que hago ahora mismo, por suerte o por desgracia, tengo que asistir a ciertas reuniones entre mi jefe y el cliente, y no os podéis imaginar la mala leche que me recorre el cuerpo cuando empiezan a hablar de que si tienen 34 recursos dedicados el 100% del tiempo, y otros 12 recursos que están… bla bla bla.

Perdónenme, señores jefes, debo ir a vomitar un momento. Me dan demasiado asco como para seguir aquí escuchando como hablan de nosotros como si fuésemos unos meros productores de líneas de código. Es más, hablando de mi área en concreto... ¡¡¡Me han llegado a llamar recurso en mi propia cara!!! ¿Estamos locos o que? Miren ustedes, señores dirigentes de esto que llaman empresa, bueno, proyecto, por que ya ni trabajamos en empresas, trabajamos en proyectos, quiero que tengan ustedes una cosa clara: ¡Yo soy una persona!

El problema va mucho más allá de todo esto. Cuando se trabaja en una empresa grande, normalmente hay gente subcontratada, y gente “de la casa”. Ya no se distingue, y los dos son meros recursos a disposición del proyecto de turno. Pero, si, hay una pequeña distinción. Normalmente “el de la casa” tiene formación, y hasta un salario digno a veces. El pobre subcontratado ya aprenderá, y si no le llega con el sueldo, que lo estire. Y si no, cambiamos el recurso como si este se hubiese estropeado. Ah, por cierto, me he olvidado que este pobre subcontratado, en ocasiones incluso le sale más caro a la empresa, por que paga los beneficios que se lleva esa otra empresa a la que ha subcontratado, y que no suelen ser pequeños.

Señores, comiencen a tratarnos como personas. Seguramente se llevarían ustedes más de una sorpresa. Por un lado, encontrarían a gente maravillosa escondida dentro de su organización. Pero si solo se quieren limitar al trabajo, probablemente, si nos tratasen como personas, encontrarían que con muchas menos PERSONAS, saldría adelante la misma cantidad de trabajo, con una gran diferencia. Esas PERSONAS, estarían contentas, y puede que hasta orgullosas de trabajar dentro de su empresa, o dentro de ese proyecto concreto dentro de su empresa. Les reto a que hagan la prueba.

P.D.- He reventado. El escuchar a compañeros empezando a hablar también de que en el proyecto deberían poner más recursos en un determinado área me parece descabellado. Espero que todo esto cambie algún día, y las empresas vuelvan a tener de verdad personas trabajando en ellas. ¿Utópico? tal vez. ¿Imposible? No lo creo.

7 comentarios:

acort dijo...

This is Spain.

scirius dijo...

El tema apesta. Repugnante jerga empresarial consistente en pedantes eufemismos. Graficos, estadísticas ... Incremento de producción, reducción de costes ... deshumanización.

Hable sobré este tema yo también aquí

Soporte tonto dijo...

jajajajaja scirius, lo siento pero no había pillado el sentido de tu post... Es lunes (si, lo he leido hoy), hace calor, y estoy harto de ser un "recurso".

Me gusta tu enfoque.

Kukoman dijo...

Totalmente de acuerdo.
Yo soy uno de esos "recursos" y se que si nos trataran como personas o simplemente trabajadores, no es que la producción se mantendría sino que mejoraría notablemente.
Ya sabes, un trabajador contento, trababa más a gusto y eso se traduce en mejora de la producción.
Pero esta gente no quiere enterarse.

Anónimo dijo...

@acort:
This is the World.
In other countries is the same, for God's sake!!!

Gabo.

benito dijo...

Huy hijo...quien te oyera, el 90% de las empresas de este pais, parece que no se dan cuenta que tratar a los recursos como
personas y que estén medianamente contentas en su trabajo, aumenta exponencialmente la productividad.

Pero aqui lo unico que importa es quitarse impuestos contratando recursos...y lo mas curioso , es que esos "recursos" cuestan un paston, del que reciben una pequeña parte.

A mi, personalmente, ya me lo dijeron en la entrevista en el cliente, uno era joven e impresionable, la frase fue " que sepas estamos contratando un servicio, para nosotros eres como una impresora "

Saludos

Elrandu dijo...

En una empresa en la que estuve (por supuesto subcontratado) necesitaban a alguien en mi puesto ya que con los "recursos" propios no era suficiente y tenían esa poítica de empresa tonta que para que cuadrasen cuentas no podían contratar a nadie,(ni siquiera subcontratado) pero si que era justificable un gasto en bolis y borradores por lo que la solución fue de justificar el gasto de este recurso como un boli.......... asi que yo allí era eso,,, un boli.