miércoles, 23 de julio de 2008

Agradecimiento

Dicen que es de bien nacidos el ser agradecido. No se si entraré en el primer grupo, pero tengo que dar las gracias a nuestros amigos de “Al otro lado del mostrador” por la ayuda prestada.

Hace poco he cambiado de equipo. Finalmente he dejado a un lado mi querido Pentium 4 con Hyperthreading, y he cogido un Q6600, armado hasta las cejas. La verdad es que en muchos casos tengo que procesar de golpe un gran número de fotos, y se nota bastante la diferencia.

Pero a lo que iba, como ya he comentado en más de una ocasión por aquí, con mi antiguo Pentium 4 cada día hacía más uso de GNU/Linux, aunque no me puedo considerar, ni mucho menos, un usuario experto. Con el cambio de equipo, además, estaba cambiando hacia las distribuciones de 64 bits. Yo siempre había utilizado OpenSuSE y Ubuntu, y ninguna de las dos distribuciones llegaban a instalarse en mi equipo.

No sabía por donde podía venir el problema. Con Ubuntu, el instalador directamente se quedaba colgado cuando estaba analizando los discos duros para empezar a particionar, y con OpenSuSE, podía hacer la instalación, pero cuando intentaba arrancar, daba un error al iniciar el motor gráfico (Xorg), y solo podía trabajar en modo consola.

Finalmente, y tras haber leído en muchas ocasiones que nuestros amigos de “Al otro lado del mostrador” vendían equipos y hacían muchas configuraciones con Linux, me decidí a contactar con ellos pidiéndoles algo de ayuda. Debo decir que me dieron algunas pistas, bueno, me dieron la clave para poder empezar a trabajar un poco e intentar resolverlo. Pero la llave de todo ha ido un poco más allá. Gran parte del problema parece venir por que el chipset de mi placa base (Intel G33) es algo problemático a la hora de ser reconocido por algunas distribuciones. Si a eso le sumamos una gráfica ATI, que, aunque ha mejorado mucho el soporte en Linux, no es ninguna maravilla, tenemos un cóctel peligroso.

Pero la gente de “Al otro lado del mostrador” una vez más vinieron en mi ayuda, y viendo que ni poniendo el driver genérico en OpenSuSE arrancaba, me invitaron a descubrir Fedora (el antiguo RedHat, pero para el escritorio), que tiene un mejor soporte para el hardware, y la verdad es que ha sido como coser y cantar.

Por todo esto, y por la molestia de haberme dado algunas claves para arreglar el problema que tenía, y finalmente solucionarlo gracias a ellos, desde aquí quiero darles las gracias por la ayuda. De verdad, estaba bastante perdido, y ahora me he encontrado un poco. Así da gusto.

3 comentarios:

OsitO dijo...

Llevo varios años con Fedora y he probado varias distros de otros sistemas, y me sigo quedando con Fedora :)

Además, aunque no uso mucho el sistema gráfico, ha mejorado mucho ;)

Suerte en tus andanzas Fedoriles y si necesitas ayuda, aquí tienes otra mano :)

scirius dijo...

Que curioso. Yo en el portatil tenía Fedora 9 y he acabado quitándolo porque cada vez iba a peor y estaba hasta el fistro andar toqueteando para que rodara. Lo gracioso es que estaba pensando en probar OpenSuse ... pero ya me lo voy a pensar.

Soporte tonto dijo...

@osito: muchas gracias por el ofrecimiento. Lo tendré en cuenta cuando tenga alguna duda (que la tendré).

@scirius: Te animo a que pruebes OpenSuSE. A mi em iba muy bien en mi antiguo equipo. Mejor incluso que Ubuntu. El problema es que parece que tiene algún problemilla o bien con el chipset de mi placa, o bien con la gráfica, que es una ATI HD3870.