martes, 1 de julio de 2008

En ocasiones veo informes

No tiene solución. Cada vez que se acaba el mes llega mi pesadilla. En concreto, la pesadilla suele empezar sobre el día 20 ó 23 de cada mes. El que escribe odia profundamente el trabajo administrativo. No es que no sepa hacerlo, no, es que, simple y llanamente, no me gusta. Por desgracia para mi, el trabajo que tengo ahora tiene bastante carga administrativa. Preparo documentación funcional para un programa que registra todas los casos que atiende el servicio en el que trabajo.

Cuando llega la hora de hacer pruebas, me lo paso en grande. Hago todo tipo de perrerías al programa, hasta que consigo que falle. Me meto dentro de el, e intento buscarle las cosquillas por todas partes. De cuando en cuando, hasta puedo ayudar a algún compañero a solucionar alguna incidencia, y mi jefe quiere ponerme a programar un día de estos. Pero, repito, lo peor de todo llega a final de mes.

Todo lo anterior deja de ocurrir. Se para por completo, y durante al menos 5 días mi jefe me tortura pidiéndome todo tipo de informes. Por suerte, mi profundo odio hacia este tipo de trabajo, me hace agudizar el ingenio, y trasteando con la herramienta (que permite crear consultas personalizadas, aunque de una forma un tanto peculiar), he conseguido aliviar en gran parte la carga de trabajo administrativo.

Pero ya sabemos todos que los jefes son insaciables. Hay unos niveles de servicio que cumplir, y en esta ocasión me ha tocado calcularlos manualmente. No os imagináis la maraña de unos y ceros que he tenido que construir en Excel para poder sumar por un lado el total de casos que cumplen unas condiciones, por otro los que no las cumplen, y por último los que cuentan o no cuentan para un determinado calculo.

Además, hay que ir enseñando a todo el equipo a trabajar con la herramienta que entre mi compañera y yo hemos maquinado. Pero al final, todo tiene su pequeña recompensa. No debemos estar haciéndolo del todo mal, por que se cumplen los niveles de servicio, y además, los errores en la herramienta cada día son menos. Además, atendiendo a la frase que cita nuestro amigo Scirius Vulgaris en esta entrada, no debemos ser del todo malos, por que no tenemos que hacer horas extras.

¿Conclusión? Mañana nos vamos a comer todos juntos para celebrar la boda de una compañera, y que hemos conseguido sacar esto adelante entre todos. Así da gusto. Ahora solo falta que me pasen a la parte de programación, y empezar a crear algún que otro monstruo desde dentro… pero eso será en septiembre. Habrá que esperar.

3 comentarios:

Kadesh dijo...

Pasadlo muy bien!
Ciertamente, cuando hay que hacer informes, me pongo verde. Pero esto viene porque las cosas no se hacen bien, se apañan con tapadillos y asín no se pue'.
Que la boda sea toda una fiesta y como no, celebradlo por todo lo alto.

Privateer dijo...

Ufff yo también odio todo lo relacionado con el tema administrativo. Es superior a mí. No puedo con él.
Para aliviarte la carga, no está mal irse de celebración, como es tu caso. Que os lo paseis muy bien y cuidado con el cava.

Un saludo :-)

Privateer

scirius dijo...

yo también odio profundamente el tema administrativo, Sin embargo me doy mucha maña programando cosillas en nuestro navision.

Lo mejor, la fase de debug ... dando caña, buscando fallos ... lo peor ... investigar con los usuarios para definir las necesidades ... ajjjj