miércoles, 26 de diciembre de 2007

Explotación en el trabajo

El que durante este mes de diciembre no haya habido tantas entradas en el blog no es cuestión de vacaciones, ni de las navidades, ni siquiera de que nos hayamos olvidado de vosotros. Para nada. Tiene más que ver con la acumulación de trabajo. Por eso, hoy me he puesto a leer algunos blogs amigos que no había tenido tiempo de mirar, y me he encontrado con esta entrada en uno de mis blogs favoritos.

Hay ciertos momentos en los que el tono que siempre imprime nuestro amigo Wardog, llega a parecer una simple repetición, pero nada más lejos de la realidad. El final de la entrada, esa última frase, es una increíble oda a la verdad.

Pero si nos ceñimos a la puta realidad, el trabajo del informático es tener un cerebro que funcione en horas de trabajo. Pa eso nos pagan. Ni más ni menos.

Es una verdad como un templo. Luego la gente nos mira con caras raras cuando decimos que tenemos mucho curro. ¿Por qué? ¿Eso no es así? Mira, si hasta tienes tiempo para escribir un blog. Efectivamente, tengo tiempo para escribir un blog por que si no lo hiciese, emplearía mi poco tiempo libre en matar a usuarios desquiciantes.

Pero lo peor de todo no es eso. A los informáticos se nos presupone una vida social triste y solitaria, por lo que trabajar gratis fuera de nuestro horario laboral debe ser gratificante. Lo peor del asunto es que hay gente que acepta esto, y lo toma como algo normal. Deben pensar algo así como “Soy informático, este trabajo es así”. Lo peor es que, de cuando en cuando, encuentras a personas excepcionales, que trabajan de miedo, y que aceptan trabajar de este modo, y encima les echan a la calle por que un día necesitan salir 15 míseros minutos antes (hecho verídico y que todos los componentes de este blog pueden ratificar).

Por eso yo propongo (y practico también) que si mi horario termina a las xx.00 horas, jamás me iré de la empresa más allá de las xx.00 horas, salvo que me paguen horas extras, y, además, ese día no tenga nada mejor que hacer. Deben cumplirse las dos condiciones. Que me las paguen, y que yo quiera (o sea causa de fuerza mayor, vale). Así lo dice el estatuto de los trabajadores, y nosotros somos trabajadores. Pidamos eso como mínimo, leches.

6 comentarios:

Tronan dijo...

Aunque hace unos años que estoy "retirado" como técnico informático y responsable de un departamento de HelpDesk de una gran empresa turistica, he sufrido en mis carnes ese tipo de comentarios que has indicado en tu post. No se que es lo que piensa la gente, creen que ser informáticos es ser una subespecie de gente sin vida social o una vida social extraña. Siempre digo lo mismo: los freekis son ellos, no nosotros.

Un saludo.

Wardog dijo...

El final de la entrada, esa última frase, es una increíble oda a la verdad.

¡¡SIII!! ¡¡SOY EL PUTO MESÍAS QUE VENGO A LIBERAROS!! ¡¡OH SI!!

#desactiva_modo_desquiciado

Gracias por la cita :) Me vuelvo a mis lusers... están pelín intensos ellos pa ser navidad. Cojones.

garfield dijo...

Por 15 min. no, sino por 5 min antes de la hora me han gritado que por que yo era el "elegido" para irme antes que los demas. Eso si, siempre a las 8 y ni ocurrirseme llegar 1 min mas tarde.
Pero para echarle horas gratis por la empresa todos los dias, hasta que dije lo mismo. Si es a las xx:00 a esa hora me largo, ni un minuto mas.
Y tambien, a los informaticos nos gusta arreglarle a la gente el pc gratis. Pero yo a la gente que conozco que quieren que les arregle el pc el pago es en chocolate. Y los que no son 35€ la hora.

El Operador dijo...

Recordad las reglas de oro:

Se empieza a la hora X. NI UN MINUTO ANTES.
Se acaba a la hora Y. NI UN MINUTO DESPUES
¿Que te han dado un móvil en la empresa? Si no te pagan guardias o algo así, se apaga fuera de horario laboral.
Favores, ni uno. No te incrementarán la nómina por eso.

¿Váis pillando el rollito a seguir?

Soporte tonto dijo...

Operador, si las reglas nosotros nos las sabemos. El problema es que tenemos un montón de gente que a lo mejor también se las sabe, pero por aquello de quedar bien con el jefe, se las salta. No se dan cuenta que están tirando piedras contra su propio tejado.

El Operador dijo...

Ciertamente, no podemos evitar la figura del lameculos pelotero. Curiosamente, sigue habiendo jefes que en vez de rechazar eso, lo premian. El resultado son ineptos al frente de departamentos. La Ley de Peter es clara en esto : Cuanto más inutil, más arriba.

En fin, intentemos ser consecuentes y actuar con corrección. Y putear a matar a los lameculos.