jueves, 27 de marzo de 2008

Controlar a los niños

Los que seguís con cierta asiduidad el blog, sabréis que el cariño que le tenemos a Windows Vista es más bien escaso, pero esta vez, hablando de la picaresca de los más pequeños de la casa, vamos a sacar una de las funciones que si que parecen responder a las expectativas en Vista.

Una de mis compañeras de trabajo, tiene dos niños, y, como castigo por aquello de las notas, decidió dejarles sin conexión a Internet entre semana, ya que no lo usan para estudiar, si no para hablar con los amigos/as por el Messenger. La forma de quitarles la conexión, dado que tiene un modem por USB, fue quitar el cable que une el modem y la toma de teléfono de la pared.

Los niños, ni cortos ni perezosos, cogieron el cable del teléfono que había en la habitación de al lado, y lo conectaron al modem. A mi compañera le costo alguna que otra semana pillarles, pero resultaba extraño que los niños apenas se quejasen por no poder usar el Messenger entre semana.

La solución, al final, ha sido quitar completamente el modem, y ponerlo solo los fines de semana, que es cuando si que les permite navegar, y hablar con sus amigos. Lo cierto es que el control parental de Windows Vista, como podéis ver en este articulo de ConfigurarEquipos.com, es una herramienta muy potente, y que permite controlar bastante las actividades que realizan, o dejan de realizar los pequeños sin adentrarnos en las complicaciones de los permisos de usuario. Aunque… ahora que lo pienso, ¿Por qué no crear un perfil de hardware para ellos y deshabilitar el modem?

3 comentarios:

enekochan dijo...

Sería un buen sistema para tener hijos hackers ;) Estoy seguro de que conseguirian saltarse la "protección" jajaj

Keko8 - BlogSTD dijo...

Esos niños son futuros Técnicos, ¿que no tienen internet? pues se buscan la vida... y no como muchos otros de mas de medio metro de altura que se quedan sin internet y no saben que hacer...(bueno si... hablan con Paco el Frutero..)

Alejandro Pérez dijo...

Esto de "controlar a los niños" me ha pasado justamente ayer.
Un cliente quería controlar las conversaciones del Msn y las páginas web que visitaban sus hijos, el cliente se contradecía cada vez que soltaba una palabra por su boca, me decía que el no quería quitarle privacidad a sus niños ni nada de eso, pero que lo iba a tener ahí por si acaso...
¿No será que está ya harto de ver las mismas páginas web porno y quiere saber donde se mete sus hijos?
¿Quizás le guste montar su propio Gran Hermano?
¿Hasta dónde llega la libertad?